Bilinguismo

THE HAPPINESS PARADOX
By Matthew Kelly
Jorge Arley Carmona
Docente de Humanidades: Inglés

Everybody wants to be happy.  You want to be happy, and I want to be happy.  The human person has a natural thirst for happiness, and we do the things we do because we believe they will make us happy.

From time to time, people do stupid things.  We may look at them and scratch our heads.  We may wonder, "Why would anybody ever do something so stupid?" or, "Don't they know that is going to make them miserable?"  But be assured, the reason people do stupid things is because they mistakenly believe those stupid things will make them happy.

People do not wake up in the morning and ask themselves, "How can I make myself miserable today?"

The human heart is on a quest for happiness.  We give this happiness different names and masks, and we live our lives in search of it.

This is the great modern paradox:  We know the things that make us happy; we just don't do them.

* * * * *

There are four aspects to the human person:  physical, emotional, intellectual, and spiritual.

Physically, when you exercise regularly, sleep regularly, eat the right sorts of foods, and balance your diet, how do you feel?  You feel fantastic.  You feel more fully alive.  You're healthier, happier, and you have a richer, more abundant experience of life.

Emotionally, when you focus and give priority to your relationships, what happens?  You switch the focus off yourself and onto others.  As you do, yourability to love increases. . . and as your ability to love increases, your ability to be loved increases.  You become more aware of yourself, develop a more balanced view of life, and experience a deeper sense of fulfillment.  You're healthier.  You're happier.

Intellectually, when you take ten or fifteen minutes a day to read a good book, what happens?  Your vision of yourself expands; your vision of the world expands.  You become more focused, more alert, and more vibrant.  Clarity replaces confusion.  You feel more fully alive, and you are happier.

Finally, spiritually, when you take a few moments each day to step into the classroom of silence and reconnect with yourself and with your God, what happens?  The gentle voice within grows stronger, and you develop a deeper sense of peace, purpose, and direction.  You're healthier, you're happier, and you have a richer experience of life.

Physically, emotionally, intellectually, and spiritually, we know the things that infuse our lives with passion and enthusiasm.  We know the things that make us happy.  We just don't do them.

Book excerpt taken from http://www.livinglifefully.com/flo/flobethehappinessparadox.htm

Líneas de Emoticonos - GIFMANIA

¿SON ÚTILES LAS TAREAS?


Mateo Guerra Alzate
9ºD

Las tareas escolares son trabajos extra que los profesores nos ponen para realizarlos fuera del horario de clase, en un plazo determinado y con objetivos académicos y formativos.

De esta manera, los alumnos practicamos lo aprendido en clase y también desarrollamos habilidades creativas, de reflexión y críticas.

Las tareas pueden servir para que a largo plazo mejoremos el rendimiento académico, aprendamos a leer y a descubrir bien , a analizar y poner en práctica nuestras propias técnicas de estudio y de trabajo personal, ayudándonos a que seamos más responsables para la vida adulta.

Considero que las tareas son importantes y nos pueden favorecer porque nos crean hábitos y nos forman un sentido de responsabilidad por el aprendizaje, autodisciplina, manejo del tiempo, desarrollar la iniciativa, el gusto por los estudios e independencia para resolver los problemas.

 Pero también considero que buena parte de los docentes deben ser más conscientes y ponerse de acuerdo para que las tareas sean medidas y pertinentes, porque la mayoría de las veces nos ponen una  sobrecarga de trabajo para la casa, sabiendo que estamos  cansados por la jornada y casi siempre quienes los hacemos y somos responsables, perdemos la posibilidad de tener una vida social, practicar un deporte o compartir espacios en familia, por estar haciendo ese tipo tareas.

De igual manera pienso que si uno como estudiante se toma el tiempo para resolver talleres y tareas con responsabilidad y dedicación, los docentes deben ser conscientes de ello y calificarlas con el debido tiempo y justicia, ya que algunos ni siquiera leen lo que realizamos con tanto esfuerzo y ponen cualquier nota que a veces ni nos merecemos, porque  muchas veces para los docentes también el calificarlas se convierte en una pérdida de tiempo por la cantidad de alumnos que tienen a cargo en la institución.

Líneas de Emoticonos - GIFMANIA

MEDELLÍN ES,  NUESTRA SIÉNTELA

Paulatinamente, voy desarrollando  lo que la oligarquía teme: un joven crítico y de mente abierta.  El tema a tocar en el presente artículo es acerca de mi ciudad, Medellín. Me urge escribir sobre el presente, para que influya en el futuro de ella. No hay duda de que el alcalde Aníbal Gaviria Correa, ha sido uno de los gobernantes que se ha preocupado por la ciudad, principalmente en su infraestructura. 

Pero esto es preocupante para nosotros los medellinenses. ¿Con qué cara recibimos a un turista que le pintaron la ciudad más innovadora del mundo, pero encuentra una ciudad peligrosa? Y no me refiero a tazas de homicidio solamente, tenemos un índice bastante preocupante respecto a hurtos y extorción en zonas periféricas y de mayor  flujo en la ciudad.

Eso sí, mal agradecidos no podemos ser. La infraestructura nos conviene, NO en materia de desarrollo, sino en el sostenimiento de nuestra ciudad, para por esto podamos lograr un desarrollo verdadero, el cual sea a favor de la comunidad y en especial los jóvenes, que somos el futuro de lo que dejarán ustedes.

Al escribir sobre Medellín, es imposible evadir su gran fuerte: el Metro. Este gran medio de transporte, inaugurado bajo la presidencia de Belisario Betancur y la alcaldía de Álvaro Uribe Vélez, ha sido un éxito rotundo a favor de la movilidad desde su inicio en 1982.  Asimismo, el Metro de Medellín es un claro ejemplo de cultura y educación para el resto del país; con un exitoso plan, el cual han bautizado “Cultura Metro”. Desde su inicio busca inculcar a los usuarios sentido de pertenencia con y hacia los bienes públicos.

Cabe afirmar que, internacionalmente es bastante reconocido nuestro Metro  y nuestra ciudad por su particular limpieza y orden, pero tanta trivialidad y maquillaje que les han puesto, solo genera un buen vistazo de cualquier extranjero que se siente a leer su diario local. ¿Por qué no nos enfocamos principalmente en resolver y afrontar problemáticas locales? y de esta forma ser reconocidos por superación y no sólo por desarrollo; para ello, debemos concientizarnos de lo que pasa localmente, saber que cada uno es parte del problema y por ende puede contribuir a la solución. Para un problema social, la respuesta debe ser colectiva.

Líneas de Emoticonos - GIFMANIA

¿QUÉ SERA EL PROBLEMA?
Stephany Ortega García  .
9ºB

Desde pequeña me he preguntado: “¿Qué hago aquí?”  Y tengo todo el derecho… empezando porque vivo en una sociedad en la cual a las palabras se les atribuyen significados erróneos, y son con estas, con las cuales calificamos a las personas, evitamos problemas y nos negamos la realidad. Aun siendo una adolescente, con una mentalidad o pensamiento más maduros y con sufrimientos acelerados; me doy cuenta de lo manipulados que nos tienen.

 He sufrido poco en aspectos físicos, sin embargo les aseguro que es inimaginable la manera en la que se encuentra mi mente y me culpo por pensar así y tanto; ya que esta amarga mentira, esta tormentosa y cruda suciedad, digo, sociedad, no hace nada por mí; en lo único que me apoya es en demostrar que mis premisas e hipótesis acerca de ella son ciertas.

El problema no es la juventud. Nosotros ni siquiera estamos llamados a ser o participar; el problema son los paradigmas carentes de inteligencia con los que hemos crecido y los que incluso, en pleno siglo XXI llevamos a extremos. ¡Vaya!, qué globalizadores nos hemos convertido, qué discriminadores somos. No parecemos el resultado de la llamada evolución. Es notable que cada día caemos más bajo y aunque usted me contradiga; sabe usted que es capaz de lo peor, aunque le suene “loco”, palabra que acogen algunos para identificar a los diferentes, y que en realidad solo viven otro lado de esta mentira; lado que parece estar más  ajustado al mundo. Hace un buen tiempo no imaginábamos que iba a suceder todo lo malo que lo rodea, y ahora muchos se sienten bien con tan solo buscar distracción o momentos felices.

El problema tampoco son las religiones, el problema es la manera en la que usted se deja llevar por ellas y adopta comportamientos que solo le hacen bien a usted. Ya no nos importan los demás, ya no creemos en sentimientos y afectos, pero sí en guerras y oportunismos para ganar dinero, para llenarse y alimentarse el alma con esa tremenda porquería que nos domina. No nos autodenominemos “animales”, porque ofenderíamos a tan respetable especie, llamémonos humanos, lo que sería sinónimo de contaminados e infelices, porque ni aceptamos la pluralidad y si no, pregúntele al homosexual, al negro, al indio, al de bajos recursos económicos, al que usted llama “diferente”.

El problema tampoco son los deportes, es que los pongamos ante el mundo como una necesidad y en ocasiones, hasta como una obligación. ¿Quiere un ejemplo? Pues claro, ahora sienten más pasión por el fútbol que por la educación, la manera en la que los niños y jóvenes sufren, viendo la forma en la que se matan unos a otros por un equipo. Y ¿por qué no se matan -literalmente- por informarse, educarse y salir adelante? ¿No se dan cuenta del totalitarismo tan disfrazado de democracia en el que vivimos?  El problema ni siquiera debería ser nombrado en singular, ya que cada vez se desencadena más en otras formas.

Es frustrante el tener que reprimir tantos sentimientos y que nadie crea en ellos, mientras vas distinguiendo que estás buscando ser alguien y que es por eso que haces lo que haces, sea lo bueno o lo malo.

 Le recuerdo que el problema es y siempre será; mantener la mente cerrada, dejarse consumir por la idiotez y pensar que todo es bello, de acuerdo al concepto que tenemos y a la manera en la que nos matamos… Pero, pfff, de qué hablo yo, solo me pueden ver como una niña “rara” que no sabe lo que quiere, lo triste es que no distingan que a pesar de todo, todavía hay gente real.

Líneas de Emoticonos - GIFMANIA

ACRÓSTICO PARA LA PAZ

Debes dialogar para resolver los problemas.

 Igualdad es respetar el origen de los demás.

Armar chismes es irrespetar a los otros.

Las acciones que hagas son tu responsabilidad.

Obligar a los demás a que hagan tus obligaciones, es malo.

Gallardear cosas valiosas es presumir que los demás son pobres.

Ordenar es la parte más fácil de hacer un favor.

 

Yo respeto los problemas y conflictos aportando a la solución.

 

Responder con el estudio es forma de educarme bien.

Estudiar sirve para ayudar y contribuir a la sociedad.

Solidaridad es aportar y apoyar concretamente al otro.

Puntualidad es una de las claves del éxito.

Orden con amor llega mejor al corazón.

No conocer las normas de comportamiento es aislarse.

Salud y amor son bendiciones de Dios.

Armonía es clave para la convivencia en familia y sociedad.

Bienestar social es la tarea de todos y deber de los gobernantes.

Igualarse con los demás es empezar a discriminar.

Lo más lindo es el amor de madre y entre hermanos.

Irrespetar es de personas insanas o desadaptadas.

Dar a los demás es ayudar sin interés ni protagonismo.

Amar es entregarse sin intereses egoístas.

Debemos aportar seriamente para la paz.

Líneas de Emoticonos - GIFMANIA

PRÁCTICA